Estamos ante un histórico puerto, levantado en la costa noroeste de la Península Ibérica, en las magníficas Rías Altas. Posee una población cercana a los 250.000 habitantes, aunque su núcleo urbano es el más poblado, de toda Galicia. Su clima se caracteriza por unos inviernos suaves y unos veranos templados. Se mezclan tormentas, o días de mucha lluvia, con días soleados. La humedad, a lo largo de todo el año, llega al 70%.

En los últimos años se ha visto como la importancia del sector turístico ha aumentado -llegando a recibir 62 cruceros, a lo largo de todo el año-. Uno de los mayores atractivos turísticos es su paseo marítimo, que bordea toda la urbe -en la actualidad, mide 10 kilómetros; aunque, cuando se terminen las obras, llegará a medir 13 kilómetros-. A lo largo del mismo, también, nos encontramos con un carril bici y un tranvía. Entre los museos más importantes de la ciudad tenemos la Casa del Hombre, la Casa de los Pedes, el Castillo de San Antón, que es el museo arqueológico de la ciudad, o la Torre de Hercules.

En pleno centro de la ciudad, nos encontramos con las playas más importantes, la de Orzán y Riazor, lo que hace que sea un importante punto de encuentro para surfistas, a lo largo de todo el año. Una fiesta que tiene lugar, y posee el título de interés turístico nacional es la fiesta de San Juan, que es una gran fiesta de fuegos artificiales, con carrozas, quema de fallas y hogueras, que se llevan realizando, en cada una de las playas de la ciudad, desde hace miles de años.

A la hora de encontrar un hotel barato, no vamos a necesitar mucho tiempo, ya que hay más de 3500 plazas hoteleras.
Entre los hoteles más importantes tenemos el Hotel Finisterre, que posee cinco estrellas; el Barceló Alfonso Molina, el Meliá Maria Pita, el Trip Cuatro Caminos

A la hora de hablar de monumentos, no podemos dejar de mencionar el Faro de Hércules, que es patrimonio de la humanidad, por la UNESCO, desde el 27 de junio del año 2009. Y, caminar por la emblemática Ciudad Vieja, donde podremos disfrutar de unos buenos vinos y disfrutar de lugares como la Colegiata de Santa María, una bella iglesia, de estilo románico tardío, levantada durante los ss. XII- XIII. Y, no podemos dejar de mencionar la iglesia de Santiago, de tradición románica, levantada durante los ss. XII. XIII, con su gran nave cubierta de madera. O, los monumentos levantados durante el ss. XX, como son el Palacio de la Opera, la Casa del hombre, el Milennium o la Casa de los Peces. Un poco más alejado del centro, tenemos el castro de Elviña, de gran valor arquitectóni­co. Si lo que buscamos es probar la gastronomía, por supuesto, no debemos dejar de probar el marisco y las tapas. En los lugares más tradicionales, nos darán la oportunidad de probar los pimientos de Padrón.