Marbella es una turística ciudad que encontramos en el sur de España, formando parte de la Costa del Sol Occidental. Está a orillas del Mediterráneo, en un lugar privilegiado, entre Málaga y el Estrecho de Gibraltar, en la famosa falda de la Sierra Blanca. Es el segundo municipio con el mayor número de población, ya que llega, casi, a los 135.000 personas. Por otro lado, gracias a su clima y a su infraestructura turística, es la ciudad turística más importante de la Costa del Sol.

Nos encontramos con un calendario lleno de eventos, desde opera, flamenco, reggae. Pero, también, debemos hablar del clima, hay que señalar que Marbella está protegido por las montañas litorales de la Cordillera Penibética, lo que hace que posea un microclima, a lo largo de todo el año, con una temperatura media de 18 ºC. En algunas ocasiones, los picos más altos están cubiertos por nieve, pero sólo dura entre uno y dos días. La media de precipitaciones es de 628 litros/ m². Posee 2900 horas de sol, al año.

No podemos dejar de visitar el casco antiguo, que está formado por un recinto amurallado y los dos arrabales históricos, de dicha ciudad: el Barrio alto -que está en la zona norte-  y el Barrio Nuevo -en el este-. Aquí podemos encontrar la Plaza de las Naranjas -un claro ejemplo de la arquitectura del renacimiento-. Alrededor de la misma tenemos la casa consistorial, que fue levantada por los Reyes Católicos, la Casa del Corregidor -con su magnífica fachada gótico- mudéjar y renacentista; y la Ermita de Santiago -que es la más antigua de la localidad, que se data durante el s. XV. De estilo barroco, tenemos la iglesia de Santa María de la Encarnación, la muralla defensiva árabe o la Capilla de San Juan de Dios. En la zona del barrio alto tenemos la ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz, que se levantó durante el s. XV. Sin duda, llama la atención por su torre cuadrada, con su tejado cubierto por cerámica vidriada. En el ensanche histórico -que se levantó entre el casco antiguo y el mar-, nos encontramos con el Paseo de la Avenida, con su jardín botánico, y tenemos el Faro de Marbella, el Parque de la Constitución y los apartamentos Skol. Por supuesto, no podemos olvidarnos de la emblemática Milla de Oro, con sus 4 kilómetros de longitud, en una zona de las zonas residenciales de la ciudad de Marbella, en Puerto Banús, donde nos encontramos con el Palacio del Rey Fahid, o los hoteles más carismáticos, como son el Meliá Don Pepe, el Hotel Marbella Club y el Hotel Puente Romano -o, la nueva Andalucía, que nació con el boom turístico, con la villa romana del río Verde, el Jardín Botánico el Angel o la colonia del Ángel. A la hora de encontrar un hotel barato, tenemos el Vasain Vacatio Resort, el Hotel Utria, el Hotel apartamentos Benabola.