Mataró es un turístico municipio que nos encontramos entre el Mar Mediterráneo y la serranía. A tan sólo 35 minutos de la ciudad de Barcelona, es un lugar rodeado de pinos, encinares, alcornocales… En su área urbana viven unas 163.000 personas.

Es la capital de la Costa del Maresma, que se ha hecho muy conocida gracias a la suavidad de su clima, la luz del mar Mediterráneo, sus inolvidables paisajes… Y, por supuesto, no podemos dejar de visitar lugares tan emblemáticos como son la Basílica de Santa María de Mataró, del s. XV, que se transformó en un edificio barroco, durante el s. XVII -en su interior, nos vamos a encontrar con un conjunto de pinturas barrocas, que son del s. XVIII, y son de las de mayor importancia en toda la comunidad catalana-. No podemos dejar de mencionar las murallas de Mataró, que se construyeron entre los años 1569 y 100, algunos de los tramos más famosos son “La muralla de los Genoveses” -que acaba de ser restaurada-, “La muralla d´en Titus” y la parte que está sobre el emblemático camino real. Si queremos ver una típica casa maraeiense, levantada durante el s. XVI, entonces, tendremos la Casa Milar y Escolá. O, la casa Serra Arnau, que es el único edificio de la arquitectura civil, del s. XVI, que queda pie, en toda la población. O, la Venus de Ilura, que es una maravillosa estatua romana, de la que sólo podremos disfrutar de la cabeza, y algunas partes de su cuerpo. En la actualidad, está en el Museo de Mataró.

No podemos dejar pasar la oportunidad de pasear por el puerto marítimo, que se inicia en la playa de Callao – a lo largo de la cual podremos disfrutar de distintos restaurantes, terrazas, o del club náutico de la localidad-; para terminar en el puerto de la ciudad, donde podremos disfrutar de la visión de los barcos amarrados al mismo. La fiesta más importante de la ciudad es “Les Santes”, que se crea en homenaje a la imagen de las Santas Juliana y Semproniana -dos mártires de la religión cristiana, que nacieron en Mataró-. El día 27 de julio es el día de las patronas, cuando los “Matinades”, con su música, avisan del inicio de la fiesta. Tras celebrarse la misa, los Gigantes inician su desfile, son: Robajaves, la Geganta, la Toneta y Manelá. Los “Capgrossos” se ocupan de animar al público. No debemos olvidarnos de mencionar “La Monerobeta”, los “Momerotes” o las “diableses”. Y, por supuesto, hay que mencionar a la Santa de Mataró, en cuya fiesta tiene lugar los “Armats de Mataró”.

Si busca hotel en Mataró realice una reserva con anticipación para que pueda tener las mejores habitaciones y precios.