Roma es la capital de Italia, en la zona central de la península Itálica, a orillas del río Tiber. Aquí, viven un total de 2.761.500 habitantes. Muchos turistas llegan hasta aquí atraídos por las ofertas de todo incluido, que se han hecho muy populares. Su clima es de tipo mediterráneo, o sea, muy suave entre abril a junio; y, de septiembre a octubre. Eso sí, en agosto, la temperatura llega a los 24.5 ºC. En invierno, la temperatura es de 8.5 ºC.

Roma es el mejor destino para los amates del arte, ya que hay muchos patrimonios de la humanidad, como son: el propio centro histórico de Roma; el complejo de San Juan de Letrán -que está formado por la Basílica, el Palacio Apostólico, la Escalera Santa…-; el Complejo de Santa Mª la Mayor; el Palacio de San Calixto, en el famoso Trastevere; el Palacio de la Cancillería; el Palazzo di Propaganda Fide, en la famosa Plaza de España; el Palazzio Maffei; el Plazzo dei convertendi; el Palacio Pio; los edificios en el Janículo; el palacio del Santo Oficio o la Basílica de San Pablo Extramuros. Dentro de los viajes todo incluido, se suelen organizar visitas a museos tan importantes como son los Museos Vaticanos, Galería Borghese, Museo Nacional del Palacio Venezzo, el Museo Nacional de las Termas… No podemos dejar de visitar el conocido Antiguo Caffe Greco, en el n 86 de la Vía Codolti, en el que han estado, entre otros, Lord Byron, Keats, Hans Christian Andersen u Orson Welles…Un conocido refugio para escritores, artistas o políticos de la ciudad. Y, pasear por la conocida Via Veneta, una de las calles más caras de la ciudad. Se ha hecho inmortal gracias a la película de Federico Fellini, “La Dolce Vita”, del año 1960. Aquí, nos encontramos con las tiendas de lujo y las cafeterías más bohemias de la ciudad. Y, por supuesto, no podemos dejar de hablar de las catacumbas de Roma, un testigo de la historia del continente europeo.